La alfombra es ese complemento del hogar que consigue transformar numerosos espacios: el recibidor, el pasillo, el salón, el comedor, el dormitorio o incluso la cocina. Existe un tipo de formato que triunfa de forma especial en la actualidad: los diseños elaborados en vinilo. Son modelos que están realizados con elementos que ofrecen un sencillo proceso de limpieza como, por ejemplo, el PVC. A continuación, enumeramos las ventajas y las desventajas de esta opción.

Ventajas de las alfombras vinílicas

alfombra-en-suelo-de-la-cocina
Al igual que otro tipo de alfombras, sirven para delimitar superficies. Sin embargo, poseen una característica especial: son perfectas para todas las estaciones. Aunque si decides retirar el producto para guardarlo durante un tiempo, puedes comprobar que ocupa el mínimo espacio gracias a su composición ligera. La alfombra es un complemento muy estético, pero algunos diseños presentan una dificultad: un proceso de limpieza que no es sencillo. Por el contrario, puedes retirar cualquier mancha de un modelo de vinilo con la máxima facilidad. Es posible utilizar ingredientes básicos como el agua o un poco de jabón neutro para completar el proceso (sigue las indicaciones que se adapten al tipo de alfombra que has seleccionado).

Poseen una composición práctica que facilita el proceso de limpieza en el día a día no solo del producto en sí mismo, sino también del entorno próximo. Es decir, puedes mover con facilidad el diseño para repasar el suelo. Las alfombras de vinilo tienen un formato flexible y ligero.

Es la propuesta ideal para redecorar el suelo con alfombras que presentan bonitos estampados con formas geométricas o que imitan la estética de una elegante baldosa. Son diseños muy económicos que, sin embargo, recrean la imagen de suelos espectaculares. En definitiva, tienen la capacidad de transformar un espacio interior si necesidad de realizar un cambio completo en el suelo. Además, conviene puntualizar que estos diseños presentan otras ventajas añadidas porque también son impermeables y antideslizantes.

Son diseños muy seguros que se fijan con la máxima facilidad al suelo. La elección de una alfombra siempre debe adaptarse a las necesidades de la estancia que va a decorar. Pues bien, un diseño de vinilo es especialmente atractivo en la cocina y en el baño. Dos zonas de la casa que experimentan cambios frecuentes de temperatura. Finalmente, conviene añadir que potencian el aislamiento térmico y acústico. En consecuencia, incrementan el confort en la vivienda. Es un formato que se adapta incluso a espacios profesionales. Es el complemento ideal para vestir el despacho con un producto resistente que se fija con la máxima seguridad al suelo. Por tanto, las alfombras de vinilo también son especialmente indicadas para entornos profesionales.

Desventajas de las alfombras de vinilo

sofa-de-color-blanco-en-el-salon

Tras analizar las ventajas de las alfombras de vinilo, es habitual que surjan preguntas en torno a los posibles inconvenientes. Sin embargo, las diferentes desventajas siempre deben analizarse desde el punto de vista del consumidor particular cuando compara este formato con otros diseños disponibles en el mercado o considera que no es la propuesta que mejor se adapta a su hogar. Por ejemplo, puede ocurrir que el cliente prefiera un diseño de pelo porque considera que su textura aporta una mayor sensación de calidez durante los meses de invierno.

Las alfombras de vinilo llaman la atención, principalmente, por las ventajas que aportan en la vivienda y en el estilo de vida (poseen un sencillo proceso de limpieza que no requiere del servicio de tintorería). Desde el punto de vista estético, destacan por su innovación y amplían el campo de posibilidades en el mundo de la decoración. Además, son diseños muy versátiles que ofrecen soluciones para todos tipo de espacios interiores y exteriores.