La Sala y el comedor son dos estancias muy importantes del hogar. En ocasiones, se enmarcan en una superficie reducida. En consecuencia, la planificación y el asesoramiento son ingredientes muy valiosos para elevar el nivel de acierto en la toma de decisiones.

1. No potenciar la conexión con el exterior: la ventana es clave

salon-con-ventana-grande
Más allá de las vistas que se perciben desde este punto, es importante aprovechar la luz natural. Sin duda, hay dos referencias clave en la planificación de un espacio: la ubicación de la puerta de entrada a la estancia y la posición que la ventana ocupa en el plano. Son dos variables que inciden direcamente en la distribución del lugar.

No potenciar la conexión con el exterior es un error estético en cualquiera Sala o comedor. Pero su impacto es todavía más evidente cuando los metros cuadrados se reducen de forma notable.

2. Recargar la estancia con muebles que tienen mucho peso visual

un-sofa-de-color-gris-en-casa

En este contexto, conviene integrar aquellas fórmulas decorativas que elevan la sensación de ligereza en el entorno y la presencia del espacio vacío. El mobiliario es clave para potenciar la funcionalidad, el confort y, por supuesto, el almacenaje. Sin embargo, conviene seleccionar muebles que destacan por un diseño que realza las características positivas del plano.

Pues bien, hay que evitar aquellos modelos que tienen demasiado peso visual. Por ejemplo, el conjunto final no debería estar integrado por formatos de grandes dimensiones en madera muy oscura (o en otro tono similar).

3. Priorizar el confort y descuidar la estética (o a la inversa)

decoracion-de-salon-comedor-en-el-hogar
En cualquier proyecto decorativo es aconsejable seguir un hilo conductor que permite unificar la estética y el confort con un buen nivel de equilibrio. Las opciones parecen reducirse en salas y comedores pequeños. Sin embargo, el campo de alternativas sigue siendo amplio. Especialmente, en el contexto actual.

Así lo muestra la oferta de soluciones que permiten aprovechar de forma práctica incluso los rincones más difíciles. Por esta razón, el confort y la estética son dos de los ingredientes más importantes en la balanza de la decoración. Y es un error poner el acento únicamente en un punto concreto.

4. Comparar las posibilidades de la estancia con otros espacios más amplios

mesa-de-comedor-cerca-de-ventana
Aunque una sala o un comedor tenga pocos metros cuadrados, su potencial decorativo puede poner el acento en otros muchos aspectos como una buena iluminación o un entorno acogedor. Sin embargo, si te encuentras en la fase de buscar ideas e inspiración, no cometas el error de centrarte constantemente en proyectos creativos que se enmarcan en grandes estancias.

5. Una iluminación deficiente que genera zonas de sombra y oscuridad

lampara-junto-al-sofa
La iluminación es muy importante porque se alinea con la seguridad. Las carencias y errores que se producen en este ámbito generan una consecuencia inmediata. Por ejemplo, pueden derivar en zonas de sombra y oscuridad que interfieren en la visibilidad. Y, en consecuencia, también aumentan el riesgo de caídas.

6. Mezclar muchos estilos sin conseguir un resultado unificado

sofa-de-color-azul-en-el-salon-de-casa
La experimentación en el mundo de la decoración es clave para descubrir nuevas propuestas, innovar y evolucionar. Desde esta perspectiva, es posible crear nuevas combinaciones. También tienes la posibilidad de jugar con diversas texturas, estampados y colores. En la actualidad, está de moda integrar varios estilos en un mismo ambiente.

Sin embargo, la fusión de diferentes fuentes de inspiración debe destacar por su coherencia y su criterio estético. En consecuencia, es importante evitar el siguiente error: diseñar una composición que no mantiene un hilo conductor.