Los estantes abiertos tienen una gran relevancia actualmente en los proyectos de decoración y reforma en cocinas modernas. Sin duda, se adaptan a las características de distintos espacios. En esta ocasión, ponemos el acento en aquellas cocinas que no tienen muebles altos. En consecuencia, la parte superior de la estancia queda vacía. En ese caso, los estantes visten el entorno y son ideales para dejar algunos elementos a la vista. ¿Qué ventajas aportan?

1. Accesibilidad y cercanía

estante-abierto-en-la-cocina
La posición de los estantes y la forma de organizarlos priorizan el orden y la comodidad. Es decir, se sitúan en un punto cercano de la zona del cocinado. Por ello, los elementos que se enmarcan sobre los estantes son muy accesibles.

2. El complemento ideal para los muebles bajos

estantes-altos-de-cocina
Los armarios superiores pueden formar un excelente conjunto con los muebles bajos de cocina. Sin embargo, hay otras maneras de configurar el espacio. Y los estantes se han posicionado como una tendencia recurrente en estancias modernas y acogedoras. Cuando los muebles altos no se integran sobre el plano surge una pregunta habitual: ¿Cómo decorar esa perspectiva?

Las baldas ocupan poco espacio, pero decoran la pared con mucho estilo. Es un cambio aparentemente sencillo que, sin embargo, marca un punto de inflexión en el look de la cocina.

3. Aportan un estilo concreto a la estancia: nórdico, rústico o industrial

estantes-abiertos-de-cocina
Un estante de cocina puede parecer un mueble muy sencillo en apariencia. Sin embargo, es un producto que destaca en materiales y acabados diferentes. Por este motivo, es una propuesta que puede ser definitiva para aportar un estilo concreto a la estancia. Por ejemplo, las baldas de madera añaden un aire rústico.

Cuando el diseño posee una base metálica, aporta un aire industrial que marca tendencia en la decoración actual. Los diseños en blanco son ideales para crear un ambiente luminoso de inspiración nórdica.

4. Mayor capacidad de almacenaje en torno a la zona del cocinado

baldas-de-cocina
En ocasiones, es preferible prescindir de los muebles superiores en una cocina pequeña en la que es preciso planificar el aprovechamiento del espacio. Sin embargo, el interior de dichos armarios ofrece una gran capacidad de almacenaje para guardar productos y utensilios de cocina.

¿Por qué los estantes abiertos se posicionan como una buena alternativa? En primer lugar, tienen una estructura más ligera y, en consecuencia, potencia la amplitud en el entorno. Por otra parte, son una solución decorativa que eleva el orden en cocinas grandes y pequeñas.

5. Posición simétrica o asimétrica

estantes-en-cocina-de-color-blanco
El recurso de la simetría es muy utilizado en la decoración del hogar. Con frecuencia, se enmarca en salones y dormitorios que tienen un toque clásico. No solo es posible utilizar cuadros, espejos o láminas para decorar un espacio con piezas que se sitúan de manera simétrica en el plano.

Los estantes abiertos en la cocina ofrecen esa posibilidad, como puedes ver en la inspiración de la fotografía. En ese caso, las baldas de madera giran alrededor de la ventana que queda perfectamente enmarcada.

6. Innovación: diseños que se instalan con mucha sencillez

cocina-con-estantes-abiertos
El sector de los muebles de cocinas refleja la innovación que destaca en este ámbito. Por ejemplo, actualmente, surgen muchas soluciones para decorar las paredes con complementos y accesorios sin necesidad de utilizar el taladro para fijar la posición de un elemento. Hay diferentes productos y tendencias. La propuesta elegida siempre debe potenciar la seguridad del entorno.

Por tanto, las cocinas sin armarios superiores ofrecen una inspiración para decorar cocinas pequeñas o espacios abiertos que giran en torno a una isla. Pues bien, los estantes abiertos destacan como una excelente alternativa en el plano. Aportan orden, organización, decoración, estilo y almacenaje.