¿Qué colores seleccionar para vestir un dormitorio bonito, cálido y acogedor? Hoy compartimos una selección de tonalidades para potenciar la armonía en el interior de la estancia.

1. Azul y rosa: una propuesta actual, dulce y moderna

dormitorio-decorado-en-azul-y-rosa
La decoración de la estancia puede ir más allá del blanco. Y la combinación del azul y el rosa es el perfecto ejemplo de ello. Una fusión actual que aporta un toque dulce a la composición definitiva.

2. Gris, blanco y tonos tierra

dormitorio-decorado-en-blanco-gris-y-tonos-tierra
Elige el estilo que quieres potenciar en la estancia y selecciona colores que combinan con esa propuesta estética. Pues bien, los tonos tierra, el gris y el blanco describen un universo acogedor por medio de un perfecto equilibrio cromático.

Cada uno de ellos, evidentemente, debe tener una proporción determinada. Decide cuál es el elemento que va a alcanzar una mayor proyección. Generalmente, el ingrediente definitivo es el blanco.

3. Distintos tipos de gris: desde el más suave al más oscuro

dormitorio-con-distintos-tipos-de-gris
También puedes seleccionar un color y hacer que se convierta en el hilo conductor de la estancia. En ese caso, juega con distintas variaciones de esa tonalidad para vestir un entorno con bellos contrastes y matices. El gris es uno de los componentes cromáticos que muestra su mejor versión tanto en su formato más oscuro como en sus niveles más claros.

4. Distintos tipos de azul sobre un fondo blanco

dormitorio-en-colores-blanco-y-azul
El azul es otro de los tonos que lleva ese toque cálido que resulta tan deseado en el dormitorio. Al igual que en el ejemplo anterior, es posible seleccionar distintas variaciones de este color para enmarcar su presencia sobre un fondo blanco que resulta tan luminoso.

5. Rosa, marrón y blanco: un look romántico y elegante

decoracion-en-rosa-marron-y-blanco
El universo romántico posee un encanto especial para quien quiere dotar a la estancia de un acabado suave, elegante y dulce. Una propuesta de estilo que no tiene por qué recargar el conjunto con una gran selección de detalles, sino que alcanza una verdadera armonía a través del rosa, el marrón y el blanco.

6. Beige y tonos tierra: un buen binomio más allá del otoño

decoracion-en-beige-y-tonos-tierra
Un dormitorio muy cálido aporta una agradable sensación de relax y descanso. Los tonos suaves son especialmente apetecibles en un contexto de estas características. El beige, mantiene la esencia del blanco, pero se presenta como una perfecta alternativa. Por su parte, los tonos tierra están muy presentes actualmente incluso en los complementos. Las cestas de mimbre, por ejemplo, potencian la sostenibilidad y la naturalidad.

7. Blanco y marrón: acabados que se complementan

dormitorio-en-blanco-y-madera
Cualquier color destaca todavía más sobre un fondo claro. El blanco puede transformarse en la nota predominante de una estancia que se asemeja a la propuesta «total white» pero con un toque más suave. Por ejemplo, es posible fusionar el blanco y la madera en un mismo lugar.

8. Blanco, dorado y madera: para un dormitorio cálido y atemporal

dormitorio-en-blanco-dorado-y-madera
La combinación de una estancia también puede mostrar la suma de distintas tendencias. El blanco es sinónimo de atemporalidad. El dorado aporta un toque de sofisticación que se alinea con el lujo silencioso.

La madera, por su parte, es la máxima expresión de calidez al estar presente en distintos rincones del hogar. Por ello, la suma de los tres ingredientes enmarca un dormitorio muy cálido.

¿Cómo decorar un dormitorio muy cálido? Los colores empleados en el proceso pueden marcar la diferencia en la estancia. Elige tonos que elevan la armonía, la belleza, el equilibrio y la sofisticación en el conjunto de la habitación. Y, por supuesto, imprime tu propio toque personal a través de la decoración emocional. ¿Qué otros colores para decorar un dormitorio muy cálido quieres proponer?