La soledad tiene muchas caras como bien puedes comprobar en tu propia experiencia vital. A veces, está acompañada por el desánimo y la tristeza. Hoy te damos tres consejos para pedir ayuda si te sientes solo y triste.

 

1. Comparte cómo te sientes: da el primer paso

En una situación así, es posible querer esperar a que sea el otro quien se dé cuenta de lo que está pasando. Pero el mundo interior no siempre se percibe con nitidez a nivel externo. A veces, la persona que sufre en soledad se protege con una coraza. Pues bien, comparte cómo te sientes con otra persona. Habla con alguien cercano o con un profesional de la psicología.

2. Abre tu corazón y siéntete escuchado

La escucha aporta la acogida necesaria ante el sufrimiento. Y no siempre parece fácil encontrar a alguien que tenga tiempo para ofrecer apoyo y compañía. Abre tu corazón y confía en el poder del encuentro. Muchas personas han pasado por un proceso similar en algún momento previo. Y encontraron apoyo en el entorno. Además, existen diferentes recursos a nivel social. El Teléfono de la Esperanza realiza una gran labor y está gestionado por voluntarios formados y preparados.

hombre-se-siente-triste

3. No juzgues de manera negativa tus emociones

Algunas personas tardan más tiempo en dar el paso de pedir ayuda porque se sienten culpables. Cualquier ser humano, incluso aquel que tiene una vida social intensa y un amplio círculo de amigos, puede sentirse vulnerable a nivel emocional. La soledad y la tristeza tienen una dimensión interna. Por ello, ten empatía con tu propio estado de ánimo, al igual que intentas ayudar a alguien cuando necesita tu apoyo.

¿Cómo pedir ayuda si te sientes solo y triste? Necesitas dar el primer paso para completar el proceso posterior. Y pedir ayuda, reconocer la propia necesidad de cuidado emocional, es muy importante.