Inicio Pymes Qué es una escuela de negocios y cómo montar una

Qué es una escuela de negocios y cómo montar una

0
Qué es una escuela de negocios y cómo montar una

Como en todas las áreas profesionales, en el mundo empresarial la educación es una de las claves para el éxito. Muchas personas buscan formarse para adquirir o mejorar sus habilidades y conocimientos en el ámbito empresarial. En este artículo te explicaremos qué es una escuela de negocios y por qué es una alternativa ideal para educarte.

A continuación, encontrarás todo lo que tienes que saber sobre qué es una escuela de negocios, qué tipo de negocio es una escuela, cómo montar una y más. ¡Sigue leyendo!

¿Qué es una escuela de negocios?

Profesora explicando qué es una escuela de negocios

El principal objetivo de este artículo es que conozcas qué es una escuela de negocios y por qué es una buena opción de emprendimiento. Pues bien, para empezar, debemos decir que una escuela de negocios es una institución educativa que ofrece programas de formación en diferentes temas de negocios y administración.

Estar surgieron durante la segunda revolución industrial. ¿Por qué? En esa época se necesitaban directivos para empresas y estos debían contar con una formación práctica y capacitada para gestionar la nueva economía. En ese entonces, las universidades no supieron adaptarse de forma correcta y ahí surgieron las escuelas de negocios.

Estas han tenido un gran éxito debido a su trato personalizado para los estudiantes y el enfoque práctico basado en formación en el mundo real. Todos los programas de este tipo de escuelas se enfocan en las necesidades actuales del mercado. De esta manera, el perfil del alumnado suele ser de estudiantes que buscan ascender en sus empresas.

Para estos, formarse en una escuela de negocios supone un prestigio académico muy importante. Esto, debido a que este tipo de formación es de gran valor para las empresas, ya que más allá de los méritos académicos, muchas organizaciones se fijan en los años de experiencia.

¿Qué se estudia en las escuelas de negocios?

Y sí, podrías creer que por su nombre, en una escuela de negocios solo se estudian negocios, pero hay mucho más. En estas se enseñan variedad de temas, desde la gestión empresarial y contabilidad hasta la estrategia empresarial y el marketing. Sumado a esto, las escuelas de negocios también ofrecen cursos de liderazgo y habilidades comunicativas.

En su mayor parte, estos cursos están enfocados en la práctica y el desarrollo de habilidades que en el conocimiento teórico. De hecho, es usual que sus enseñanzas se estructuren en torno al estudio de casos basados en descripciones de situaciones comerciales históricas. Los estudiantes analizan los casos, además de discutir estrategias y tácticas.

Cabe recordar que la mayor parte de estas escuelas son facultades, colegios o departamentos adscritos a universidades, aunque también hay independientes. Es posible que estas instituciones son emitan títulos similares, con reconocimiento internacional, pero hay que tener cuidado con las diferencias de estas condecoraciones.

Lo más probable es que hayas escuchado el nombre de algunas de estas: Harvard Business School, Stanford Graduate School of Business, INSEAD y London Business School. Estas son varias de las escuelas más reconocidas en todo el mundo, a las cuales van profesionales de todo el mundo a formarse.

¿Por qué montar una escuela de negocios?

Maestro en una clase

Tras conocer qué es una escuela de negocios y qué se estudia en estas instituciones, es momento de conocer por qué motivo es buena idea montar una. Bien, en la actualidad es claro que los estudiantes buscan formarse en cursos que sean lo más prácticos posible. La teoría es fundamental, pero llevar el conocimiento a la realidad lo es todavía más.

Para ir más allá, en este apartado te daremos algunas razones por las cuales abrir una escuela de negocios es una alternativa ideal de negocio:

1. Amplio número de clientes

Luego de responder qué es una escuela de negocios, es importante saber por qué sería una buena idea montar una. Lo primero que debes saber es que este tipo de instituciones suelen tener una considerable cantidad de clientes. Más allá de esto, es fundamental que realices un estudio de mercado para conocer si en tu ciudad se da esta tendencia.

2. Impacto en la educación empresarial

Si te interesa mejorar la calidad de la educación empresarial, al montar una escuela de negocios tienes la oportunidad de contribuir a esta causa. Podrás establecer una institución que se adapta a las necesidades de formación del mercado y podrás preparar estudiantes para los desafíos empresariales actuales y del futuro.

3. Generación de ingresos

Una escuela de negocios sólida podría representar una fuente de ingresos estable y muy lucrativa. Las tasas de matrícula de los diferentes programas pueden funcionar como una fuente continua de ingresos. Sumado a esto, los diferentes cursos y espacios de formación complementaria pueden representar ingresos adicionales.

4. Flexibilidad y creatividad

Cuando te pregunten, ¿qué es una escuela de negocios y por qué piensas crear una?, esta será otro motivo que puedes dar. La creación de una institución de este tipo te permite tener flexibilidad y creatividad en la toma de decisiones. Podrás adaptar los diferentes programas de estudio a las necesidades del mercado e implementar tecnología avanzada.

5. Mejorar la reputación empresarial

Si en tu caso, ya tienes una empresa establecida, el hecho de montar una escuela de negocios podría servirte mucho. Al hacerlo, contarás con la posibilidad de mejorar tu reputación empresarial y establecerte como un líder en tu sector. Puedes, además, mostrar tu compromiso con el desarrollo de líderes empresariales en tu región.

En pocas, palabras, montar una escuela de negocios puede ser una oportunidad emocionante y gratificante para los interesados en la educación empresarial. Además, puede ser una alternativa de generación de ingresos muy lucrativa y podrás sumar talento a tu compañía.

Pasos para abrir una escuela de negocios

Maestro dando clase en una escuela de negocios

Después de saber qué es una escuela de negocios y cuáles son los principales motivos para montar una, ahora te daremos los pasos para abrir este tipo de instituciones. A continuación, podrás encontrar los escalones que deberías subir para concretar tu idea de negocio:

1. Investigar y hacer una evaluación del mercado

Lo primero que debes realizar antes de desarrollar una escuela de negocios, es importante que conozcas el mercado. Para esto, lo ideal es que tengas la oportunidad de hacer una investigación y evaluación de esta industria en tu territorio. Eso significa, además, estar al tanto de las tendencias actuales y futuras, sumadas a las necesidades del mercado.

Por supuesto, la investigación de mercado implica también la identificación de la competencia y la evaluación de fortalezas y debilidades de esta. A partir de la información recaudada, podrás desarrollar una estrategia única para la escuela de negocios.

2. Crear un plan de negocios

Tras hacer la respectiva investigación y evaluación del mercado, es crucial que establezcas un plan de negocios para tu escuela. Este ejercicio y el documento que surja debe incluir objetivos, estrategias, presupuestos y conclusiones del análisis del mercado.

Fundamental será incluir cuáles son los recursos que se necesitan para establecer y mantener una escuela de negocios. Esto debe incluir la contratación de profesores, adquisición de los recursos necesarios para la enseñanza y si será presencial, el establecimiento de un campus.

3. Gestionar la financiación

Luego de establecer un plan de negocios, es importante gestionar la financiación para la escuela de negocios. Si tienes el capital necesario para hacerlo, está bien, pero hay otras alternativas. Estas incluyen la búsqueda de inversores privados o la solicitud de financiamiento a organizaciones gubernamentales, privadas o sin ánimo de lucro.

Ten en cuenta de manera detallada todos los costes que deberás cubrir para el establecimiento de una escuela de este tipo. Desde los gastos de construcción y los requisitos legales hasta los que son continuos como los salarios de los profesionales y los recursos de enseñanza.

4. Contratar el personal

Como cualquier institución educativa, la escuela de negocios necesitará contratar un grupo de profesionales cualificados. Eso incluye profesores, administradores y personal de apoyo para garantizar un excelente servicio. Es ideal que puedas hacer un ejercicio exhaustivo de evaluación para que puedas elegir las personas más adecuadas para cada puesto.

Es ahí cuando deberás hacer una clara definición de cada uno de los perfiles que solicitarás. Será clave los estudios, la formación, experiencia y en el tema de los profesores, que estos tengan estudios en pedagogia en sus licenciaturas.

5. Establecer un programa de estudios

Después de tener bien definida la estructura de la escuela de negocios, tienes que desarrollar un programa de estudios integral. Para este, debes incluir cursos en una variedad de áreas de interés como la gestión empresarial, la estrategia empresarial y el mercadeo.

Un aspecto clave es que, para ser aún más integrales, debes ofrecer en tu institución opciones flexibles de programas de estudo. Por ejemplo, dar la posibilidad de hacer crusos de tiempo completo o parcial, presencial o en línea. Así será mayor el número de estudiantes que podrán acceder a su educación empresarial de la forma más conveniente.

6. Generar buenas relaciones con la comunidad empresarial

Para estar más cerca del éxito, una escuela de negocios debe generar relaciones sólidas con la comunidad empresarial local e internacional. ¿Para qué hacerlo? Esto le permitirá a la institución tener mayor acceso a recursos adicionales. De igual manera, le podrá ofrecer a sus estudiantes oportunidades de aprendizajes como prácticas y pasantías.

Por otro lado, no hay que descuidar el hecho de que los exalumnos también son de gran importancia para este tipo de escuelas. Estos puedesn ser un vehículo de promoción por medio de eventos y reuniones, sumados a la creación de un programa de mentoría.

7. Contar con tecnología avanzada

La tecnología juega un papel de suma importancia en la educación. Las escuelas de negocios como cualquier otra institución, tienen el reto de implementar todos los avances tecnológicos que estén a su alcance. Por ejemplo, el uso de aulas virtuales y recursos de enseñanza en línea para mejorar la experiencia de aprendizaje.

Las operaciones internas como la gestión de la administración y la planificación dell currículo también se verán beneficiadas con estos avances. Eso sí, repetimos que no todos los presupuestos son iguales y para algunos puede ser más difícil esta labor, pero en internet hay muchas herramientas de las cuales se puede sacar provecho.

8. Obtener una acreditación

Por último, un paso crucial si se quiere de verdad hacer este sueño realidad. Debes contar con una acreditación y cumplir con todos los requerimientos que exijan los diferentes ministerios de educación o entidades que se encarguen de administrar esto en tu país.

Esto representará que tu institución cumple con todos los estándares de calidad y rigor académico, además de tener programas de estudio que son relevantes y actualizados. Esto, con seguridad, atraerá más estudiantes y mejorará la reputación en la comunidad empresarial.

Requisitos para montar una escuela de negocios

Maestra de una escuela de negocio

Lo primero que hay que señalar es que los requisitos para montar una escuela de negocios dependerá del país en el que te encuentres y su legislación. Eso sí, hay puntos en común que deberás cumplir casi que en cualquier lugar donde pienses establecer tu institución. Por supuesto, debes estar capacitado en el mundo de los negocios, contar con experiencia.

Este mercado es de una alta competencia, por lo que se debe capacitar de gran manera al estudiante, facilitando su acceso al hecho de estar más cerca de poder conseguir éxito en los negocios y las diferentes formas de ejercerlo. Además, mediante la transmisión de experiencia, el alumno podrá estar un paso más adelante de muchos.

Si se trata de una institución con programas virtuales, debes presentar una plataforma separada por niveles o zonas clasificadas por niveles de capacitación. Así se podrá transmitir e instruir al estudiante de forma sistemática, garantizando la buena asimilación de la información y el lenguaje técnico.

Por supuesto, no se pueden dejar a un lado varios detalles como los siguientes: debes tener definida la imagen corporativa con el nombre, logotipo e identidad visual de la escuela. Si será una academia presencial, deberás contar con las instalaciones y equipación adecuada.

Todas las obligaciones fiscales y contables, las normativas relacionadas con los riesgos laborales y la protección de datos también deben estar al orden del día. Recuerda, sin una titulación oficial que certifique que los docentes están capacitados para ejercer la docencia, no podrías poner en marcha tu proyecto.

¿Quiénes son tus clientes y cómo atraerlos?

Estudiantes en una clase de escuela de negocios

Y bueno, para finalizar este artículo sobre qué es una escuela de negocios y cómo montar una, hay que tener referencia de cuáles serán tus clientes y cómo atraerlos. Es evidente, tus clientes serán tus alumnos, pero debes tener bien definido su perfil presonal y profesional.

Lo ideal es que busques un nicho que te permita diferenciarte de forma clara del resto de la competencia. Como ya hemos señalado, este nicho lo puedes encontrar enfocándote en un sector profesional concreto o dirigiéndote a un polígono industrial bien definido. Eso debes dejarlo claro en tu oferta.

¿Y cómo hacer para atraer estos clientes? Pues bien, deberás apelar a las más efectivas ténicas publicitarias y de ventas. Las primeras tienen como objetivo captar la atención de los prospectos y las segundas son para cerrar el círculo que se abrió cuando la persona interesada ingresó en tu escuela.

En estos casos, una estrategia muy adecuada puede ser la de utilizar casos de éxito de estudiantes que hayan pasado por tu escuela de negocios. También, lo que puedes hacer es exponer las diferentes alianzas que tiene la institución y el mundo de posibilidades que esto puede abrir para todo el alumnado.

Recomendados: 

Palabras finales

En resumen, una escuela de negocios puede representar una gran oportunidad de negocio, siempre y cuando el proceso que se realice sea el más adecuado. Al ser un proyecto de gran magnitud, no deberías saltarte ningún paso, desde el estudio de mercado, pasando por el financiamiento hasta la creación del programa de estudios.

Trata de asesorarte con personas que tengan amplia experiencia en el sector y por supuesto, ten como prioridad contar con los profesionales más capacitados. Puedes tener las mejores instalaciones y las plataformas más avanzadas, pero si el personal humano no es el adecuado, tu escuela de negocios terminará siendo una más en el mercado.